domingo, 22 de junio de 2008

La Mesnada Rachela participa en la II Representación de la Jura de Santa Gadea


La Mesnada Rachela, tal y como hiciera en la I Representación, participó en los eventos de la Jura de Santa Gadea, que tuvo lugar el domingo 22 en la Plaza de Santa María de la Catedral de Burgos. La Mesnada Rachela, representada en esta ocasión por su presidente Adolfo de las Heras y por Carlos, Jose, Sarai, Jesús, y Goyo marchó en formación desde Plaza España pasando por el Espolón, hasta llegar a la Catedral a la hora establecida por la organización.

La Jura de Santa Gadea, que históricamente tuvo lugar en 1081 cuando el nuevo rey de Castilla Alfonso VI juró ante el Cid de no tener que ver con el asesinato de su hermano Sancho II en el Cerco de Zamora, cobró vida de nuevo 927 años después en las calles de la capital burgalesa.
Por segundo año consecutivo y de la mano de la Asociación de Amigos del Caballo, se recreó este histórico juramento ante miles de espectadores que, como ocurriera el pasado año, no dudaron en acudir a pesar del intenso calor.La plaza de Santa María estaba a rebosar de personas de todas las edades y procedencias. Así fue como se la encontró el Cid a su entrada a lomos de Babieca. Medio centenar de caballos aportados por la asociación organizadora del evento y un plantel integrado por doscientos voluntarios, deleitaron a propios y extraños con su escenificación de la Jura. Para formar la hueste y el pueblo llano, colaboraron la Asociación Vivar Cuna del Cid, la Asociación Batalla de Atapuerca y la Mesnada Rachela de Covarrubias.

No faltó la música, con Chaparcallo de Ras haciendo sonar sus gaitas de Fole, afinadas al estilo de la Edad Media. Melodías que amenizaron los dos bailes interpretados antes del juramento por miembros de dos de las agrupaciones participantes. También hubo ofrenda floral a los pies del sepulcro de Rodrigo Díaz y su esposa Jimena.

Para alcanzar el esperado momento de la recreación de la Jura, el Cid, acompañado de sus mesnadas y pueblo, partió a las 9:30 horas desde Vivar del Cid tras llevar a cabo una ofrenda ante la estatua cidiana de la localidad.Un gran esfuerzo teniendo en cuanta las altas temperaturas registradas a lo largo de la mañana, aunque bien recompensado, pues el público no dejó de aplaudir con entusiasmo a los actores.